El mercado levanta el castigo a las renovables, que suben hasta un 60% | Mercados Financieros

Las cotizadas ligadas a las energías limpias han vivido su particular descenso a los infiernos en Bolsa desde que tocaran máximos en septiembre de 2022. Desde entonces, el sector se ha visto penalizado por el encarecimiento de la financiación, al que se ha sumado la falta de apetito de los inversores y la caída del precio de la energía. Pero ahora, la expectativa de que los tipos de interés vuelvan a subir en 2024 ha insuflado aire en el sector, que recupera hasta un 60% en Bolsa desde los mínimos de este año aunque aún sigue muy castigado.

Grenergy firma el mayor repunte (60,1%), gracias al cual ha logrado dejar atrás las pérdidas que acumulaba en el año y se anota un 5,8%. La empresa, que dio el salto al mercado continuo desde el BME Growth en 2019, invertirá 2.600 millones de euros hasta 2026 en su crecimiento. De esa cuantía la mitad irá destinada a construir la mayor batería del mundo en Chile para almacenar energía solar. Un proyecto que, según BNP Paribas, no se refleja aún por completo en la acción. “Chile es uno de los pocos países donde existe una regulación definida en torno a las instalaciones de almacenamiento, con pagos por capacidad que complementan la remuneración contratada”, explican desde la entidad francesa.

Tras Grenergy se coloca Solaria, que desde los mínimos anuales en Bolsa ha logrado repuntar un 41,3%, revalorización que le ha permitido además dejar atrás los números rojos en el año. La empresa de generación de energía solar fotovoltaica, que mejoró un 24% su beneficio hasta septiembre, ha logrado alejar las dudas sobre su rentabilidad y es vista con buenos ojos por las firmas de análisis. El 73,7% de los analistas recomienda su compra, según el consenso de Bloomberg, que fija un precio objetivo de 19,24 euros, otorgándole un potencial del 10,6% al valor pese a la escalada registrada desde mediados de octubre.

“La expectativa creciente de subida de tipos ya en 2024 sumado a que el precio de la electricidad se ha estabilizado y que la inflación se ha moderado han provocado que el panorama sea menos malo que durante el resto de año para el sector”, comenta Aránzazu Bueno, analista de Bankinter, que añade que tras haber alcanzado cotas muy bajas en Bolsa “el sector ha reaccionado y ha recuperado parte de lo caído”.

La escalada de los tipos de interés dejó a las firmas de renovables como uno de los sectores más penalizados en Bolsa, junto con las inmobiliarias, dado que se trata de firmas muy apalancadas que sufren el incremento de los costes de financiación. Ahora, con la mirada puesta ya en 2024, los analistas visualizan también unos precios de la electricidad sostenidos que dan un soporte adicional al sector.

Soltec es otro de los valores más beneficiados por esta recuperación. La empresa se anota un 29,4% desde mínimos del año y a punto está ya de borrar las pérdidas del año. Por su parte, Ecoener suma un 24,6% desde mediados de octubre.

La subida registrada desde mínimos del año por Acciona (19,1%) y su filial Acciona Energía (21,7%) no sirve para que ambos valores dejen de ser los farolillos rojos del Ibex en el año. Retroceden un 22,4% y un 24,2%, respectivamente. Los estrategas de BNP Paribas han elevado esta semana su consejo sobre Acciona a neutral con un precio objetivo de 136 euros por título.

La empresa recientemente anunció que mantenía sus previsiones para cierre de año y que preparaba la venta de activos maduros para 2024.

Bueno también apunta otro argumento para la recuperación de las firmas de energías limpias españolas: “Los gestores están mirando qué ha ido mal este año para tomar posiciones de cara a 2024″, reconoce.

Lo cierto es que el furor que despertaba el sector entre los inversores y grandes fondos fue poco a poco apagándose a medida que las elevadas valoraciones encendían las alarmas y su estrella se fue apagando. Lejos queda ya el interés recibido en las salidas a Bolsa de Acciona Energía –que logra sumar un 2,4% desde su estreno–, o en firmas como Opdenergy o Solarpack, que justo hace cinco años debutaba en el parqué.

Estas últimas han sido objeto de sendas opas por parte de los fondos de inversión. EQT excluyó de Bolsa a Solarpack y el fondo Antin aspira a hacer lo propio con Opdenergy una vez se cierre la operación. Ofrece 5,85 euros en efectivo y ya tiene asegurado el 77,27% del capital, tras la aceptación de los fundadores y dirección de la compañía y de los dueños de Mayoral, que controlan un 6,09%. La operación aún debe ser aprobada por la CNMV y el Consejo de Ministros.

Números rojos en las renovables europeas

Orsted. El castigo acumulado en el año por las empresas de renovables españolas se replica, y con más fuerza, en el resto de Europa. Entre los mayores recortes se sitúan firmas como Orsted, que retrocede un 45,6% desde enero, y Voltalia, que se deja un 46,3%. Menores caídas registra EDP Renowables, que resta un 18,9%.

BME Growth. Fuera de la Bolsa sénior, empresas del BME Growth registran un balance desigual como Umbrella Solar suben un 3,2% en el año, mientras que Enerside cede un 19,9%.

Eidf. La compañía gallega se hunde un 87,6% en Bolsa. Su evolución está ligada a la crisis abierta en la compañía tras la decisión de la CNMV de suspender su cotización por no haber presentado a tiempo las cuentas anuales de 2022 debido a discrepancias con su auditor. En los primeros seis meses del año la firma registró unas pérdidas de 6,94 millones de euros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_